19/8/10

CHINA, SEGUNDA ECONOMIA Y PRIMER PAÍS EN CUANTO A POBLACIÓN

Ha habido muchos comentarios de prensa acerca del "sorpaso" de China a Japón convirtiéndose así en la segunda economía más grande del mundo. Pero este evento es menos sorprendente de lo que mucho quieren hacernos creer y la explicación no se encuentra únicamente en el crecimiento chino durante los últimos veinte años, sino también en el estancamiento del PIB japonés.

El crecimiento económico de China se sostiene principalmente a través de las exportaciones. En cambio, la capacidad de consumo de las familias chinas continúa siendo baja.


Últimamente, el gobierno chino ha puesto en funcionamiento políticas para estimular el consumo interno, sobre todo a través de subsidios para la adquisición de bienes duraderos. Sin embargo, los subsidios no pueden ser eternos y al final alguien los tiene que pagar.


En China se produce una  paradoja. Por una parte, la renta de la mayor parte de los chinos ha crecido espectacularmente durante los últimos años. Por la otra, la parte del PIB que queda en manos de las clases populares no ha hecho más que disminuir.

Si China quiere seguir creciendo debe cambiar de modelo, en caso contrario le puede acabar sucediendo lo mismo que le ocurrió a la economía japonesa a la que ahora curiosamente acaba de superar.

Evidentemente, por mucho que crezca el consumo interno, la economía china no puede  dejar de ser exportadora. Por lo tanto, su crecimiento también está condicionado por la capacidad de consumo a nivel internacional.

Lo que ocurre es que ahora las políticas dominantes a nivel internacional van en una dirección inversa. Se intenta hacer creer que lo que hay es una escasez de dinero cuando lo que hace falta no es dinero sino más capacidad de consumo.

Viendo como están las cosas, el gobierno chino tiene pocos motivos para la celebración y bastantes  para estar preocupado.

.